La última moda en el mundo del inbound marketing se basa en el concepto de hacer marketing que las personas amen. En vez de molestar e interrumpir con mensajes que no han sido solicitados o que sean agresivos, las estrategias de inbound marketing se basan en el permiso.

Si el inbound marketing se basa en permiso, entonces los marketers deben asegurarse de estar utilizando los buenos modales en sus esfuerzos.

Esto es particularmente importante en Email Marketing porque, cuando está implementado de forma pobre, puede presentarse una fina línea que separa al lenguaje agresivo y el comportamiento outband, del lenguaje de permiso y comportamiento inbound.

¿Estás usando los modales apropiados en tus comunicaciones de email marketing? Para asegurarte, revisa y adhiere siempre a los siguientes principios.

1. Obtén primero el permiso: Esta definitivamente es la regla más importante dentro de los buenos modales del Email Marketing. Asegúrate de que cada miembro de tu lista haya optado y brindado su permiso para estar en ella. Si un usuario se ha adherido a algunas de tus comunicacions y no a todas, no lo agregues automáticamente a otras listas.

2. No compres contactos para tus bases de datos: Comprar bases de datos o contactos no forma parte de las buenas prácticas del email marketing. Aunque quizás esos contactos hayan optado por recibir comunicaciones, no lo han hecho para recibirlas de parte tuya. Enviarles emails a estas personas puede ser confuso y podrías toparte con receptores que no son parte de tu target. No derroches el dinero y construye tu base de datos de forma orgánica.

3. No envíes spam a tus listas: Existe una delgada línea entre mandar suficientes emails y enviar demasiados y con características de spam. La mejor manera de determinar de qué lado de la línea estarás es testeando para determinar cuál es la frecuencia óptima del envío de emails.

4. No automatices todo: Bien hecha, la automatización puede ayudar a maximizar el impacto de tu programa de email marketing. La clave está en, justamente, hacerlo bien. No automatices todos tus esfuerzos de tal manera que puedas caer en spam y violar el principio anterior. Has un balance entre mensajes automatizados con mensajes no automatizados y asegúrate de sacar de tu lista de mensajes no automáticos a prospectos que ya estén incluídos en mensajes automatizados envíados por comportamiento.

5. Haz que sea fácil la opción de unsuscribe: Cada email que envíes debe tener la opción de unsuscribe para que el usuario pueda utilizarla en caso de decidir que no quiere recibir más tus comunicaciones. Debes hacer que resulte de la forma más sencilla. Para evitar posibles desuscripciones, puedes invitar en tu mensaje de opt out a suscribirse a otras listas para recibir diferentes comunicaciones a las que venían recibiendo hasta el momento.Esto además le demuestra al usuario que respetas sus decisiones.

6. Honra a los desertores: Si un usuario decide no recibir más emails tuyos, honra su pedido y elimínalo de tus listas lo antes posible.

7. Depura tu lista regularmente: Entender la diferencia entre rebote soft y rebote hard y actuar de acorde a ellos puede ayudarte a mantener tu base de datos limpia y conseguir reportes más precisos. Mientras que los rebotes soft representan problemas de entrega temporales, los rebotes hard se dan cuando una cuenta tiene problemas de entrega permanentes (por ejemplo, puede significar que esa cuenta fue eliminada o es inválida). Si un email presenta un rebote hard entonces debería ser eliminado de la base.

8. Despierta a tus suscriptores inactivos: Respeta a tus usuarios inactivos. Si un suscriptor no ha abierto tus emails por un período largo de tiempo, es probable que ya no esté involucrado con tu marca. Envíales a estos contactos un email preguntándoles si desean que elimines su email de tu base o si quieren recibir otro tipo de información. Asegúrate de recalcar esto en el subject para que, esta vez, sí decidan abrir tu email. Esto no sólo les demuestra que estás prestando atención y que no quieres seguir bombardeándolos con mails que no quieren leer, sino que también evitarás que algunas personas, en vez de tomarse el trabajo de desuscribirse, marquen tus comunicaciones como spam, lo que puede dañar la deliverabilidad de tus campañas.

9. Personaliza y segmenta tus comunicaciones: Los marketers inteligentes entienden la importancia de la personalización y la segmentación en sus envíos. Personaliza tus emails enviándolos desde una cuenta de una persona real y dirigiéndote al usuario por su nombre. Además, divide tus listas en diferentes segmentos basándote en intereses, información demográfica o industria. Envía información y novedades diferentes teniendo en cuenta estos aspectos. Esto hará que tus contenidos sean cada vez más valiosos.

10. Haz que la dirección de respuesta sea de una persona real: El Email es un canal de comunicación bidireccional. Respeta eso. Si el receptor tiene la necesidad de contestar uno de tus emails, permíteles hacerlo directamente a una persona real de tu departamento de marketing.

11. Usa el HTML de forma sabia: Es bueno que tus emails no sean sólo de texto plano. Lo que no es bueno es que el mail esté sobrecargado o irritarás a tus suscriptores. Apégate a un diseño que incorpore texto en negrita, headers, listas, un texto ancla y alguna imagen. No arruines tus emails con Flash ni Javascript.

12. Ofrece una versión en texto plano: Aunque es totalmente aceptable darle un poco de condimento a tus emails con HTML, siempre ofrece una versión sin formato, de texto plano. Como no todos los clientes de correo saben como interpretar correctamente HTML, ofrecer este tipo de email puede acercarte a las personas que de otro modo, no tendrían como visualizar tus comunicaciones.

13. Asegúrate de que tus emails sean mobile friendly: Ya no se trata de testear que tus email se vean correctamente en todos los clientes de correo. Ahora, además, debes corroborar que también se vean bien en diferentes dispositivos móviles. Como el uso de mobile no hace otra cosa que crecer, tienes que estar seguro de que tus email podrán ser vistos en smartphones y tablets.

14. Deja de lado palabras que remitan al Spam: Incluir palabras que puedan ser interpretadas como spam (como sexo, gratis, etc.) no sólo hará que tu email parezca malicioso sino que también puede hacer que tus comunicaciones se dirigan automáticamente a la bandeja de spam.

15. Prueba y testea todos los contenidos antes de cliquear “Enviar”: Sólo somos humanos y cometemos errores. Pídele a algún colega que lea todos los emails que planeas enviar chequeando que estén correctos teniendo en cuenta su gramática, formato y links. Siempre chequea varias veces si la lista a la que le enviarás el email es la correcta teniendo en cuenta la segmentación.

¿Que otros principios de buenos modales sigues tú?

  • ¿Te ha gustado? Compártelo:
Etiquetas: Email Marketing,
Recomienda al autor
¿Quieres ser un autor invitado? Envíanos tus artículos.

Límite de tiempo agotado. Por favor, recargar el CAPTCHA.

  1. Antonio Di Génova 29 Dic, 2012

    Que haya un correlato real entre el asunto y ekl contenido del mensaje. En ocasiones los disparadores de apertura utilizados en el asunto d l email son muy atrayentes pero al abrir el correo la información no se corresponde con las expectativas.

    • fromdoppler 3 Ene, 2013

       Buenos días Antonio. Es verdad lo que dices, el asunto de ninguna manera puede no tener relación con el contenido del mensaje o en en el peor de los casos crear falsas expectativas. Hay que pensar en asuntos atractivos que guarden correlato con el contenido del correo. Saludos 🙂