tips sobre storytelling

El denominado Storytelling ha cobrado fuerza en el último tiempo como un gran método de conectar emocionalmente con tus clientes y prospectos. Entérate en detalle de qué se trata y aprende cómo puedes implementarlo para tu empresa. ¡Sigue leyendo!

Había una vez…

De niño constantemente habrás escuchado historias, cuentos y relatos que te llevaron a volar con tu imaginación hacia el mundo de las emociones y fortalecieron el vínculo con los familiares y amigos que te las contaron.

Ahora, de adulto también puedes aprovechar el increíble potencial que ofrecen los relatos para estrechar los vínculos con tus públicos de interés. A continuación te contaremos por qué es tan importante para las empresas contar historias.

¿Qué es el Storytelling?

El concepto de Storytelling trata justamente de eso. Construir una historia, un relato que tenga como protagonista a tu empresa y sus productos o servicios, saliendo del tradicional y frío molde de los negocios, e intentando generar un lazo emocional entre los propios protagonistas (los miembros de la empresa y sus clientes).

El Storytelling en la actualidad tiene su eje en lo visual, tratando de aprovechar el poder de las imágenes y el video para transmitir su mensaje. Ahora que ya estás familiarizado con este concepto, te contaremos cuáles son las ventajas de implementarlo.

¿Cuáles son los 6 Beneficios del Storytelling?

  • Emociona: una historia creativa y que apela a las emociones del público puede ayudar a transmitir tu mensaje y captar nuevos clientes.
  • Acerca: el Storytelling no sólo acerca emocionalmente a la empresa con sus clientes sino que también crea y fortalece el sentido de pertenencia dentro de la propia empresa.
  • Fideliza: conocer a quienes están del otro lado de la marca ayuda a que los clientes afiancen su relación con la misma.
  • Entretiene: en tiempos móviles y visuales, el storytelling encierra una gran oportunidad para generar un contenido que rompa con los moldes comunicacionales tradicionales.
  • Materializa: transforma en una historia de alto valor agregado, la razón de ser y los valores de la empresa.
  • Vende: colabora en la venta de los productos o servicios de tu empresa a través de un formato y un mensaje diferente, más sutil y amigable.

Tips para Implementar el Storytelling

storytelling

Cuenta una Historia Real

La gente está ávida por historias reales. Aprovecha su curiosidad para compartir algo realmente valioso sobre tu empresa y sus miembros. Puede ser acerca de tus comienzos, sobre los miembros de tu empresa o sobre el proceso que dio luz a la creación de tu nuevo producto. ¡Tú eliges!

Transmite los Valores de tu Empresa

Es tu oportunidad para construir un vínculo sólido y sustentable con tu target. Comparte con tu público, cuáles son los valores que los impulsan a dar lo mejor día a día para la empresa y la comunidad a la que sirven.

Sin duda, esto contribuirá a generar confianza y sentido de pertenencia entre los clientes internos (empleados) y externos (consumidores) de la empresa. Nada mal ¿no?

Involucra a Todas las Áreas

Haz participar a todos de la historia. No pierdas la chance de escuchar sugerencias y aportes de todos los participantes. Te servirá para descubrir nuevas fortalezas y posibles focos de conflicto que contribuyan a mejorar el clima de trabajo e incluso el propio producto ofrecido.

Planifica Tu Historia

Es probable que tus recursos no sean infinitos y además hoy en día, la atención es un bien escaso. Por lo tanto, es conveniente que planifiques tu historia. Los 5 puntos más importantes son:

  • Objetivo
  • Recursos disponibles (humanos y monetarios)
  • Responsables
  • Formato

Apela a las Emociones

Recuerda: no estás presentando los resultados obtenidos en el último año a tus accionistas ni el plan de marketing para el próximo semestre. Tu historia tiene que ser capaz de emocionar.

Invita a tu Comunidad de Participar

Nada mejor para un cliente potencial que escuchar de boca de un cliente satisfecho lo genial que es tu producto.

Si cuentas con una comunidad de seguidores o fans activos y participativos puedes invitarlos a participar de la historia y volverla viral. ¡No olvides de ofrecerles un incentivo a cambio!

¿Quieres Ver Algunos Ejemplos?

Existen múltiples variantes para el Storytelling, elije la que mejor se ajuste al objetivo que te propones.

Storytelling Institucional

Si tu objetivo es hacer un resumen de la historia de tu empresa, un video puede ser la opción más adecuada. Por ejemplo, como parte de la campaña de lanzamiento de la nueva versión de Doppler, realizamos el siguiente video donde contamos nuestros orígenes, nuestro estilo de trabajo y las mejores características de la nueva app.

Storytelling Cotidiano

Esta otra variante tiene como objetivo compartir buenos deseos y mantener tu marca posicionada en la mente de tus clientes y prospectos. Hay muchas formas de lograrlo, por ejemplo, puedes publicar una serie de fotografías de tu equipo compartiendo con la comunidad la alegría de una fecha especial, como hicimos en Doppler para las Fiestas.

Saludo navideño

Storytelling Promocional

Otra opción es realizar una campaña que tenga como protagonistas a tu producto o servicio y a tus clientes. Por ejemplo la empresa de bebidas española KAS, utilizo el personaje de Marcos, quien tenía una lista con 30 cosas que le gustaría hacer antes de morir.

Uno a uno va cumpliendo sus deseos mientras disfruta en compañia de sus amigos de una deliciosa KAS. En este caso, la empatía y engagement con el público se logra a través de la historia de Marcos (consumidor típico de la marca) que enlaza valores como la amistad sin dejar de lado el producto de la empresa.

Ahora ya conoces todo el potencial de una estrategia de Storytelling. Es momento de poner en práctica nuestros consejos y compartir tu historia. ¡Manos a la obra!

Por Nadia Ilardia

  • ¿Te ha gustado? Compártelo:
Etiquetas: Marketing, social media,
Recomienda al autor
¿Quieres ser un autor invitado? Envíanos tus artículos.

Límite de tiempo agotado. Por favor, recargar el CAPTCHA.

  1. Benet M. Marcos 19 Mar, 2014

    Gracias por la mención. 🙂 ¡Saludos!