Muchas veces durante nuestros días de trabajo en Email Marketing recibimos consultas de nuestros clientes respecto de cómo lograr más clicks hacia sus campañas. Independientemente de los consejos más tradicionales que ofrecemos en el día a día, nos permitimos incluir algunos tips “alternativos” que muchas veces pasan desapercibidos para aquellos que envían campañas de E-Mail Marketing frecuentemente:

Piensa tu pieza de Email Marketing como si la misma no tuviese imágenes.

Es una costumbre muy común ignorar el atributo alt a la hora de editar el HTML de una pieza de Email Marketing. Sin embargo, al hacer ojos ciegos al hecho que en la gran mayoría de los clientes de e-mail tu pieza probablemente llegará con las imágenes no cargadas todavía, siempre vale la pena incluir en el texto del atributo alt de cada imagen, particularmente para aquellas imágenes que carguen un hipervínculo sobre sí: piensa que sin un atributo alt, ni una imagen cargada, un cliente que no vea tus imágenes nunca sabrá que hacer con tu pieza.

Considera que a veces una palabra vale mil imágenes.

Ocurre también en algunas ocasiones que recibimos consultas acerca de cuál es el porcentaje de texto que uno debe usar frente al de imágenes dentro de una determinada pieza de Email Marketing. La verdad es: no existen absolutos, y las realidades se adaptan a la pieza en sí. Sin embargo, tampoco es recomendable abusar de imágenes para situaciones en las cuales uno podría incluir texto (por ejemplo, menúes que podrían ser del mismo modo diseñados con atributos de CSS) más que nada teniendo en consideración dos hechos:

– Que frente al 55% de usuarios de clientes de mail varios (GMail, Hotmail, Yahoo entre varios) que en 2006 tenían la descarga automática de imágenes activada en los mails que recibía, hoy por hoy sólo el 33% tiene esa misma opción activada. (Fuente: http://bit.ly/lcj2UD)

Que el número de lectores de e-mails desde smartphones, teléfonos celulares, tablets y otros ha crecido drásticamente, y que no todos ellos reciben las imágenes o las reproducen del mismo modo.

– La clave en estos casos sería de pensar que si una imagen textual no es visible, o es evitable sin perder la riqueza estética de la pieza, deberíamos considerar directamente reemplazarla por un texto.

Comunica tu mensaje principal, o alternativamente tu call-to-action principal, antes del primer scroll si es posible.

Es común que en muchos envíos el número de contenido a enviarse es abundante. No hay nada de malo en ello. Sin embargo, siguiendo la línea del tip anterior y una máxima del sentido común, siempre recomendamos que la acción o contenido que guía una campaña sea incluido en el fragmento visible que abarca todo el espacio superior de una pieza. La idea es: nunca hacer que un usuario tenga que hacer un movimiento en su ratón para ver lo que realmente tu pieza de E-Mail Marketing quiere decir. Y si tu pieza quiere llevarlo hacia algún link, ¿por qué no llevarlo de inmediato allí?

¿Qué otro tip nos recomendarías para esta columna?

  • ¿Te ha gustado? Compártelo:
Etiquetas: Email Marketing,
Recomienda al autor
¿Quieres ser un autor invitado? Envíanos tus artículos.

Límite de tiempo agotado. Por favor, recargar el CAPTCHA.