Cuando enviamos comunicaciones, es muy importante la planificación. Nos servirá luego para:

a. No pisar nuestras estrategias

b. Prever errores

c. Organizar nuestros tiempos

d. Optimizar el trabajo diario,

y un largo etéctera.

En resumen: nos puede servir para entender qué estamos haciendo y porqué. Por ende, sabemos cómo.

Por eso, es una muy buena práctica organizar una rutina que puede ser mensual, bimensual, trimestral, anual (o lo que mejor te convenga) para luego redactar el contenido de los emails que enviarás, segmentar las bases que recibirán tu correo, medir tus resultados y hacer segundos intentos para alcanzar tus metas.

¡Planea tu Rutina hoy y luego cuéntanos como te fue!

  • ¿Te ha gustado? Compártelo:
Etiquetas:
Recomienda al autor
¿Quieres ser un autor invitado? Envíanos tus artículos.

Límite de tiempo agotado. Por favor, recargar el CAPTCHA.

  1. Hernán 30 May, 2011

    Muy buenos consejos. La palabra preveer no existe, es prever (http://buscon.rae.es/draeI/Srv… Saludos.

  2. Hernán 30 May, 2011

    Muy buenos consejos. La palabra preveer no existe, es prever (http://buscon.rae.es/draeI/Srv… Saludos.