Falsas creencien en SEO 2018

La optimización para motores de búsqueda es una técnica que ha tenido un importante auge en los últimos años. Es que… ¿quién no quisiera estar en la primera página de resultados de Google?

Sin embargo, el SEO es una especialidad que requiere dedicación y documentación diaria, ya que cada vez se suman nuevos factores y conductas de uso de Internet por parte de los usuarios; por ejemplo, las búsquedas a través del móvil o por voz. Es por esto que los grandes líderes del sector procuran tener al día sus algoritmos, lo que les permite indexar las páginas según su nivel de popularidad.

Hay al menos cinco pensamientos equivocados al hacer SEO que están muy arraigados en quienes procuran las posiciones orgánicas para las marcas. Estos cinco aspectos que pudieron ser válidos en el pasado, ahora no son más que mitos en el posicionamiento y deben ser desechados si pretendes lograr la optimización en buscadores. ¡Conócelos y anímate a replantear tu estrategia SEO para mejorar tus resultados!

1. La antigüedad de tu dominio no te determina

Si bien hasta hace un años este era un factor decisivo y se le daba prioridad a los sitios más antiguos suponiendo que podrían ser los más originales o populares, esto hoy dejó de ser importante. Es que en un entorno de crecimiento tan vertiginoso, las grandes ideas que se convierten en originales startups son muy buscadas por personas de todo el mundo. Uber o Spotify son algunos buenos ejemplos de estas últimas, ¿te imaginas un mal posicionamiento solo por ser “jóvenes”?

Hoy puedes elegir un nombre, generar un dominio y volverte muy popular en poco tiempo, seas o no una empresa con años en Internet.

2. Utilizar los complementos de Google ayuda, pero no lo es todo

Ya habrás visto cómo este buscador impulsa productos como Google+, G Suite (antes Google Apps) o los propios servicios de Analytics o de G Hosting con Google Cloud. Pues debes saber que no tienen una repercusión directa en el posicionamiento.

De hecho, realizar publicidad en Google Adwords no implica necesariamente una mejora en tu posición orgánica por el simple hecho de estar pagando o utilizando otro más de sus servicios.

Por supuesto que una buena campaña te hará más popular, incrementará el interés de los usuarios por ti y generará más tráfico tanto orgánico como pago, pero será siempre una consecuencia inherente a tu estrategia de comunicación global y no dependerá solo de que uses sus productos o servicios.

3. Alégrate por los likes, shares, tweets o RT´s, pero antes preocúpate por tu reputación

Si bien tu actividad en Redes Sociales puede tener un efecto positivo en cuanto a la generación de tráfico y favorecer la presencia de marca, esto no significa que estarás en la primera posición de los buscadores por tener un millón de likes en Facebook.

La cantidad de likes, seguidores, posteos o tweets no hacen que un Sitio Web se posicione mejor: la única manera de lograrlo es generando contenido de valor que luego los usuarios busquen porque te reconocen como una fuente de información confiable, recuerdan el nombre de tu sitio y de ese modo llegan a él. Estos trucos para crear contenido de calidad serían un buen comienzo, ¿verdad?

Por lo tanto, el efecto que generan tus redes no es directo, aunque podrías beneficiarte si la gente habla mucho de ti en ellas. Todo lo bueno que suceda (o no) será en función de un proceso de construcción de marca online u offline que tú debes liderar.

4. La tecnología con la que está hecha tu sitio no lo posiciona mejor o peor

Si bien lo mejor sería programar tu sitio con lo último en tecnología porque lo hará ligero, óptimo para la navegación por móviles y con una buena experiencia del usuario, emplear una u otra tecnología no tendrá un efecto positivo o negativo sobre el SEO.

Lo mismo da tener un buen sitio en WordPress, PHP con o sin frameworks, Java, Python o la tecnología que te apetezca siempre y cuando pases los test de velocidad, tenga contenido atractivo y esté correctamente programado conforme a los estándares.

5. Los caracteres que elijas para separar elementos en el título de tu página son solo eso, una elección

Esta es una confusión que es sencilla de resolver: si bien en las URLs es mejor utilizar guiones medios para separar palabras, por ejemplo: www.dominio.com/titulo-de-mi-pagina no es necesario que lo repliques en el título (meta title) de la Página Web.

La clave está en que el título tenga entre 50 y 60 caracteres; de esta manera lograrás que los buscadores lo interpreten correctamente. Procura tener un texto corto, claro y sobre todo descriptivo de la página en la que estés trabajando.

El mejor consejo: no dejes de probar hasta encontrar el resultado que buscas

Estos cinco puntos son los errores más comunes en Posicionamiento SEO pero no son los únicos. Si estás interesado en mejorar tu Posicionamiento Web te recomendamos realizar un plan de trabajo que te permita probar, equivocarte, corregir y obtener nuevos resultados.

¿Te ha servido este post? ¿Tienes dudas o comentarios? Escríbelos aquí y con gusto te responderé.

  • ¿Te ha gustado? Compártelo:
Recomienda al autor
¿Quieres ser un autor invitado? Envíanos tus artículos.

Límite de tiempo agotado. Por favor, recargar el CAPTCHA.