Cómo el HTTPS afecta al Posicionamiento Web

El HTTPS está en las conversaciones de quienes hacen SEO desde 2014, concretamente desde que Google dijera que contar con protocolos de seguridad comenzaría a ser una señal de ranking. Pero, ¿afecta realmente el HTTPS a tu Posicionamiento Web? ¿Deberías cambiarlo ya? Primero hay que analizar bien todo este asunto, porque aunque al día de hoy contamos con más información al respecto, sigue siendo un tanto confuso.

Empecemos por entender lo básico.

¿Qué es el HTTPS?

Se trata de un protocolo de transferencia de hipertexto (Hypertext Transfer Protocol Segure). Es decir, un protocolo de comunicación en Internet que ofrece una navegación más segura, mejorando la integridad y la confidencialidad de los datos de los usuarios.

Para que una Web cuente con el HTTPS necesitas un certificado de seguridad, que puedes contratar en tu propio proveedor de hosting.

¿Cuándo empezó todo el asunto del HTTPS?

En agosto de 2014 Google encendió todas las alarmas cuando a través de su blog anunció que el HTTPS comenzaría a ser una señal de ranking. Como no suele dar este tipo de recomendaciones tan a la ligera, las especulaciones rápidamente empezaron a circular.

Estas indicaciones perseguían un objetivo principal: la seguridad de los usuarios. Es posible que la fijación por este protocolo fuera simplemente una forma de “cubrirse las espaldas” si un usuario tuviera inconvenientes de seguridad al entrar a un Sitio desde el buscador.

Advirtiendo de que el HTTPS sería de ahí en más una señal de ranking, Google logró que muchísimos Sitios Web en todo el mundo fueran cambiando rápidamente a este protocolo. Sin embargo, en aquel momento, no había ninguna conclusión ni prueba clara de que el HTTPS ayudará a posicionar mejor en Google.

Unos meses después empezaron a llegar los primeros datos. Un informe de Search Metrics concluía que se había producido un aumento de la visibilidad en las SERPs de Webs con protocolo seguro.

Un resultado similar arrojó el blog de Sistrix España en noviembre de 2016. Según la herramienta, las visitas de las páginas con HTTPS en las primeras 10 y 100 posiciones se habían disparado.

¿Qué ha sucedido durante 2017? Pues que la tendencia se ha consolidado. Un nuevo estudio de Sistrix reveló que el 40% de las páginas que están en las 100 primeras posiciones de Google tienen el protocolo seguro.

Entre las 10 primeras posiciones la cifra aumenta hasta el 55%, un 15% más que en 2016. El caso de los Estados Unidos refuerza las conclusiones: allí la presencia de Webs con HTTPS en la primera página de Google aumenta al 61%.

Implementación HTTPS por países

¿Hay pruebas de que el HTTPS afecte positivamente al SEO?

Basándose en los datos anteriores y sin reflexionar sobre ellos se podría pensar que el HTTPS es todo para lograr un buen Posicionamiento Web. Sin embargo, los datos son solo eso y no podemos concluir nada sin antes interpretarlos.

El hecho de que existan más Webs en las primeras posiciones con HTTPS que con HTTP no quiere decir nada. Puede que Google estime que merecen estar ahí por el protocolo seguro, o que esto haya sido un factor más.

También podría deberse a que ya son mayoría las Webs que han decidido migrar al protocolo seguro y esto se ve reflejado en las SERPs.

Aquella advertencia del 6 de agosto de 2014 por parte de Google hoy parece más una forma de atemorizar e incitar a webmasters y departamentos de Marketing Digital y SEO a hacer el cambio. Lo cierto es que al día de hoy no se ha identificado al HTTPS como un factor de ranking importante.

Por lo tanto, no se puede concluir de que el HTTPS afecte al posicionamiento en buscadores, ni positiva ni negativamente.

En cambio, hay otros factores de correlación que podrían apoyar la idea de que el HTTPS afecta para bien al SEO.

En noviembre de 2016 Google comenzó a mostrar en el navegador un “distintivo” para los Sitios con HTTPS que dice ‘Es seguro’, acompañado de un candado verde.

Hoy en día Google también indica como ‘No es seguro’ a aquellos Sitios que no cuentan con el protocolo. Esto también hace que muchas Webs quieran hacer el cambio rápidamente, ya que en entornos como tiendas online este elemento puede influir claramente en la conversión.

Si un usuario entrara a una Web proveniente de Google o de cualquier otro medio y se encontrara con la advertencia de que el Sitio no es seguro, podría desconfiar e irse por donde vino. Una alta tasa de rebote y un tiempo bajo de permanencia en el Sitio significarán una mala experiencia de usuario.

¿Quieres que te diga un secreto? La única forma de descubrir el impacto que tendrá el HTPPS en el SEO es implementándolo en tu Web y analizando sus resultados. Puede parecerte un tanto arriesgado, pero como gran parte de las acciones de Posicionamiento Web, se trata de experimentar.

¿Qué consideraciones debes tener en cuenta con el HTTPS?

Hemos dicho que el HTTPS puede afectar positiviamente al SEO de tu Web, pero también podría ocurrir lo contrario… Por lo que antes de hacer el cambio debes tener en cuenta algunos otros factores.

El primero y más importante es saber que una migración de HTTP a HTTPS conlleva una redirección de dominio. Este efecto suele no ser muy agradable, ya que siempre conlleva riesgos, mucho más si se trata de un cambio de dominio. Si este proceso no se implementara correctamente podría hacer que tu Sitio pierda parte de la visibilidad orgánica y tarde en recuperarse.

La conexión cifrada también podría generar problemas en la velocidad de carga del Sitio Web, ya que suele aumentar ligeramente.

Si aún así te has decidido a cambiar a HTTPS, debes saber que al día de hoy existen certificados SSL gratuitos para obtenerlo, lo que hace unos años era impensado poder hacer sin inversión económica. Igualmente podrías recurrir a certificados de pago por poco dinero al mes, lo que te asegurará un rendimiento mejor.

¿Deberías cambiar entonces a HTTPS?

Mi recomendación es que no lo hagas por visibilidad sino por experiencia de usuario y como una forma de anticiparte a lo que pueda venir en materia de seguridad y protección de datos.

Si lo tuyo va por el eCommerce ya deberías contar con HTTPS, y si tienes otro tipo de Web apúntalo en tu agenda, porque 2018 puede ser el año en el que Google le otorgue aún más importancia.

¡Quiero saber qué te ha parecido el artículo! Espero tus comentarios 🙂

  • ¿Te ha gustado? Compártelo:
Recomienda al autor
¿Quieres ser un autor invitado? Envíanos tus artículos.

Límite de tiempo agotado. Por favor, recargar el CAPTCHA.