naming

¡Ya llegó el segundo post de nuestra guía de Branding! En esta entrega, hablaremos sobre otro aspecto importante: la definición del nombre de tu marca y su relación con la identidad corporativa de tu empresa. ¿Nos acompañas?

Los nombres son cruciales ya que te definen, acompañan, identifican y diferencian. Elegir uno para tu empresa no es tarea fácil, por eso te brindaremos algunas claves que sin duda facilitarán tu trabajo. ¡Sigue leyendo!

El nombre como parte de la Identidad Corporativa

La marca forma parte de la identidad corporativa. Este concepto involucra los distintos aspectos que forman parte de la imagen que la empresa transmite a su público y en general se relaciona con los aspectos físicos/visuales que conforman su estética.

Estos elementos aspiran a representar los valores de la compañía y deben verse reflejados en cada elemento que la representa como: el logo (del que hablamos en el primer post de esta serie sobre branding), los colores corporativos, el slogan y el nombre, del que hablaremos en esta ocasión, entre otros.

Tips para definir el nombre de tu marca

Naming

El proceso de definición del nombre para una marca, llamado Naming, puede llegar a ser determinante para el éxito de tu producto o servicio. Pero ¿existe algún método para definirlo?

En muchos casos, el proceso no se realiza en base a una técnica específica, más allá del brainstorming. Por lo cual, ten en claro que no existe una fórmula exacta para elegir el nombre de tu compañía. Pero si existen tips o claves que pueden ayudarte.

Por ejemplo a veces y sobre todo en pequeñas y medianas empresas, la elección resulta de una decisión espontánea y unilateral de su dueño.

Sin embargo, la experiencia indica que es recomendable seguir una serie de pautas y considerar aspectos importantes donde tu marca estará presente para que te represente de la mejor manera posible ante el mercado. ¡Toma nota de los siguientes tips!

Ten en cuenta la web

Para maximizar el potencial del nombre elegido, asegúrate que esté disponible el dominio directamente asociado a la marca que hayas elegido. Si está siendo utilizado por otra empresa puedes probar con conceptos similares.

También ten en cuenta que al buscarlo en Google, no existan millones de páginas con el mismo nombre ya que dificultará tu visibilidad. Asimismo, verifica su disponibilidad en las principales redes sociales.

Mantén la simpleza

Aunque parezca algo trivial, en tiempos de tanta competencia por la atención, lograr un espacio en la mente de nuestro target no resulta fácil. Por eso, a la hora de elegir el nombre de tu empresa procura que sea: original, simple, sencillo de pronunciar y de escribir y que suene bien. ¿Qué conviene evitar? Las siglas.

Conéctalo con el logo

Tu marca y tu logo deben ser dos aliados inseparables. De esta forma será más fácil para tu marca posicionarse en la mente del consumidor apelando a una combinación de su memoria visual y su memoria lingüística.

Por ejemplo, el nombre y el logo de Doppler hacen referencia al efecto Doppler por el cual se explica cómo un email (o una onda) viaja en segundos por todo el mundo y es leído por miles de personas en diferentes lugares provocando una respuesta. En la imagen siguiente puedes ver su evolución (siempre mantiendo sus ondas)

evolución de doppler

Diferénciate del resto

Genera intriga y estimula la curiosidad de tu target con un nombre que sea sencillo de recordar pero no por ello demasiado explícito acerca de la función principal de tu producto o servicio.

¿Verdaderamente quieres diferenciarte de la competencia? ¡Nada mejor para ello que el Email Marketing! Crea una cuenta gratis, sin límite de envíos en Doppler y posiciona a tu empresa en el mercado.

Cómo definir el nombre de tu empresa

Viaja por el mundo de los lenguajes

A veces tu propio idioma no brinda esa palabra que estás buscando. Si consideras que tu mercado objetivo está familiarizado con el idioma inglés, esta lengua puede ser una buena alternativa para ampliar los horizontes creativos y encontrar el nombre para tu marca.

Por ejemplo, puedes pensar en el caso de Windows cuyo nombre hace alusión a la palabra ventana en inglés. Si decides utilizar un nombre en otro idioma, recuerda evitar cualquier tipo de connotación negativa.

Involucra a la Dirección

Al pensar un nombre para un nuevo proyecto o extensión de línea de producto, debes incluir a los directores de la compañía ya que son una pieza clave en este proceso. Conocen en profundidad los valores de la empresa, lo cual te será de gran utilidad  para elegir un nombre que transmita la esencia de la misma.

No pretendas hacer feliz a todo el mundo

Si bien es importante que participen diferentes áreas con el fin de enriquecer el proceso creativo, si eres quien toma la decisión final ten en cuenta que habrá quienes no estén de acuerdo con el nombre elegido.

Sin embargo, es lógico que así suceda (sobre todo en empresas grandes) por lo que si cuentas con los argumentos suficientes y has considerado cada una de las variables, esto no debería ser un escollo para elegirlo.

Piensa a largo plazo

Nombres que incluyen un componente local pueden ser redituables en el corto plazo pero limitar tu horizonte a futuro si planeas expandirte con tus productos o servicios (por ejemplo: Sillas Buenos Aires). Mencionar el producto que comercializas en ellas (por ejemplo: Sólo Celulares) también puede ser un limitante a la hora de extender tu negocio. ¡Piensa en grande!

Continuará…

¡Mantente alerta! Pronto volveremos con una nueva edición de nuestra guía de Branding. Esperamos que los primeros posts estén siendo realmente útiles para tu empresa o emprendimiento.

Mientras tanto, es hora que nos dejes tu opinión y tus consejos para potenciar el conocimiento de toda la comunidad. ¡Queremos conocer tus ideas!

Por Sol Romeo

  • ¿Te ha gustado? Compártelo:
Etiquetas: Marketing,
Recomienda al autor
¿Quieres ser un autor invitado? Envíanos tus artículos.

Límite de tiempo agotado. Por favor, recargar el CAPTCHA.

  1. Juan Manuel Garrido 28 Feb, 2014

    Felicitaciones por la evolucion del logo de Doppler!

    • Doppler 28 Feb, 2014

      ¡Muchas Gracias Juan Manuel! Nos alegra que te haya gustado 🙂