Marketing Intelligence para tu Estrategia 360

Hoy en día conseguir clientes no es tarea fácil. Bien sabes que en un entorno de tanta exigencia debes hacer verdaderos esfuerzos para destacarte entre la competencia.

Los usuarios disponen de grandes dosis de información al alcance de la mano acerca del mercado y los productos que les interesan.

Esto hace que la decisión de compra no sea impulsiva, ya que antes de llevarla a cabo evaluarán las opciones y recién después tomarán su decisión. Por ejemplo, la comparativa de precios del mismo producto en diferentes plataformas es algo habitual.

Por otra parte, en estos últimos años observamos la evolución del entorno digital hacia los dispositivos móviles. Hoy, más de la mitad de las vistas en buscadores se realizan desde este tipo de plataformas, y cada vez son más los usuarios que realizan compras por esta vía.

En el ámbito empresarial, el Marketing y la analítica están cambiando de forma constante. Quienes ofrecen productos y servicios cada vez disponen de un mayor número de datos e información que deben procesar y aprovechar para mejorar su negocio.

La información interna también se ha vuelto vital para hacer frente a los cambios que involucran a una empresa con sus distintos entornos. Identificar y entender los procesos que se dan en el seno de las organizaciones es clave para desarrollar un comportamiento adaptativo y reactivo a las demandas del público interno.

A partir de este panorama común, seguramente estés pensando: ¿cómo llevar a cabo una estrategia que permita organizar toda esta información y sacarle partido? Implementar un plan basado en el Marketing Intelligence puede ser una solución.

¿Qué es el Marketing Intelligence?

Se trata de una técnica que pone al cliente en el centro: todo gira en torno a él, por lo que debes asegurarte de conocerlo, identificar correctamente sus necesidades y satisfacerlas.

Es un estilo de trabajo y una filosofía que ayuda a las empresas a enfocarse en sus usuarios e intentar influir en sus decisiones sin ser intrusivos.

Además de los clientes, el Marketing Intelligence estudia el sector y el entorno en el que se encuentra inserta la empresa, por ejemplo a sus competidores directos.

Para conseguir un óptimo nivel de análisis deberás valerte de todas las fuentes de comunicación con las que cuentes, para recabar la mayor cantidad posible de información e implantar tu plan.

El conocimiento pormenorizado de tu audiencia te permitirá implementar una Estrategia 360º efectiva, puesto que estará sustentada y avalada por los datos recogidos, analizados e interpretados previamente.

Pasos para una estrategia de Marketing Intelligence exitosa

Llevarla a la práctica no es tarea fácil y supone afrontar cambios considerables. Por empezar, deberás tener una visión global de todos los procesos que se llevan a cabo diariamente y conocer todo aquello que resulte crucial para tu negocio. Esto te evitará problemas de organización a nivel estructural.

Recuerda esto: solo conseguirás implementar el Marketing Intelligence en una empresa en la que impere la capacidad analítica y la correcta planificación.

A continuación, vamos a repasar los pasos que deberás llevar a cabo para su correcta implantación.

1. Define tus KPIs y obtén la información que necesitas

Comienza por identificar un número considerable de variables a analizar. Definir tus KPIs adecuadamente te ayudará a tomar mejores decisiones, por lo que debes determinar si aportarán información relevante para tu negocio.

Para simplificar esta decisión, podrías intentar contestar algunas preguntas:

  • ¿Qué información es necesaria para mi empresa?
  • ¿Qué datos concretos necesito?
  • ¿Qué metas y qué objetivos perseguimos?
  • ¿Por qué es necesario que conozca esta información?
  • ¿Quién va a hacerse cargo de dicha información y qué herramientas va a tener a su disposición?
  • ¿Quién la necesita?
  • ¿Qué tipo de información te interesa: local, nacional o multinacional?
  • ¿Los KPIs seleccionados tendrán influencia en las metas de mi empresa?
  • ¿Con qué frecuencia se van confeccionar los balances?
  • ¿Debo crear informes?
  • ¿Quién tomará las decisiones una vez tengamos los datos y el análisis de los mismos?

Estos y otros interrogantes te ayudarán a marcar el inicio de tu estrategia, reconocer en qué situación te encuentras y vislumbrar cuál es tu meta.

2. Confecciona tus herramientas y cuadros de mandos

Una vez que tengas toda la información de interés para tu empresa debes comenzar a analizarla y establecer relaciones entre los datos obtenidos. Lo ideal sería contar con una herramienta de Marketing Intelligence, por ejemplo Tableau o Qlik, ya que son instrumentos valiosos a la hora de hacer frente a tal cantidad de datos.

También existen muchas otras herramientas que pueden serte útiles para obtener un análisis completo y eficaz.

3. Realiza un análisis profesional y toma tus decisiones

Luego de que selecciones tu herramienta comenzará la recogida de datos, e inmediatamente deberías empezar a analizar e interpretar toda esta información.

Para ello necesitarás de un profesional interno o contratado externamente que exprima al máximo el potencial de los datos recogidos. Su trabajo consistirá en aportar una visión clara de la situación de tu empresa para orientar las próximas decisiones que debas tomar.

Cómo optimizar la conversión mediante el Marketing Intelligence

Ya hemos dicho que esta técnica aporta gran cantidad de información que vale su peso en oro para las empresas. Con esto hacemos referencia a los datos acerca de nuestros usuarios y su comportamiento en tu Web y Redes Sociales.

Este conocimiento te permitirá diseñar y configurar tu Embudo de Conversión personalizado a partir del comportamiento, las páginas más visitadas y los “puntos de ruptura” de tu Web.

Con esta información podrás mejorar la Usabilidad de tu Sitio y trabajar en la Experiencia de Usuario para que cada vez sea más positiva.

Para confeccionar tu Embudo de Conversión puedes utilizar diferentes técnicas:

  • Mapas de calor: Te mostrarán las “zonas calientes” de tu Site en las que tus usuarios suelen pasar mayor tiempo. De esta manera podrás potenciar esos lugares para atraer y generar interés con contenido de valor.
  • Botones CTA: Harán que incrementes la conversión, pero para ello debes tener claro dónde colocarlos, trabajar en su diseño y redactar un adecuado Call to Action’. Para conocer en qué lugares de tu Sitio es preferible colocarlos podrías guiarte por los mapas de calor. El diseño del botón debe ser llamativo pero siempre respetuoso del estilo de tu marca. Por último, para redactar una Llamada a la Acción que lleve al usuario adonde pretendes, podrías realizar un Test A/B y analizar cuál de ellas resulta más efectiva.

A partir de los datos recogidos por las vías que hemos descrito podrás tomar decisiones que hagan que tu estrategia vaya tomando forma y mejore sustancial y sostenidamente.

El Marketing Intelligence puede convertirse en tu mejor aliado si sabes cómo implementarlo: te ayudará a predecir el comportamiento de tus usuarios, reconocer el entorno en el que se encuentra tu negocio, corregir errores y dar con las soluciones más efectivas.

¿Un último consejo? Planifica, “escucha” a tu audiencia a partir de los datos que recojas, interprétalos con ayuda de un profesional y toma decisiones en consecuencia. En definitiva, ¡aumenta las conversiones de tu negocio con el Marketing Intelligence!

  • ¿Te ha gustado? Compártelo:
Recomienda al autor
¿Quieres ser un autor invitado? Envíanos tus artículos.

Límite de tiempo agotado. Por favor, recargar el CAPTCHA.